El Sr. Obispo pronunció la meditación de la Primara Palabra en la noche de Lunes Santo en la procesión penitencial del Santísimo Cristo de la Vera Cruz

Comparte esta noticia
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

En la noche del Lunes Santo, en la PROCESIÓN PENITENCIAL DEL SANTÍSIMO CRISTO DE LA VERA CRUZ y en la que durante su recorrido se meditan las Siete Palabras pronunciadas por Jesús en la cruz, el Obispo de Cuenca, Monseñor José María Yanguas, como es tradición, a las puertas de la Catedral de Santa María y San Julián pronunció la primera meditación en las escaleras del templo.

«Padre, ¡perdónalos, porque no saben lo que hacen! (Lc 23, 34)

La comitiva ha llegado a su destino. Es la pequeña colina del Calvario o “lugar de la calavera”. Se encuentra a las afueras de la ciudad santa, Jerusalén. Allí crucifican a Jesús, flanqueado por dos ladrones, dos pecadores. Jesús muere como un pecador entre pecadores. Ha asumido el pecado de los hombres para librarnos de él. Extraño Señor este que, para librarnos a los hombres del pecado, lo carga sobre sus hombros y lo pone en la Cruz. Para darnos la libertad, se hace esclavo. Para curar nuestras enfermedades, quiere experimentarlas todas en sí mismo.

Jesús, en lo alto de la colina, sobre la cruz, pronuncia sus últimas palabras. Los evangelistas las han recogido como un legado precioso. Se las han oído muchas veces a María que las conservó toda su vida meditándolas en su corazón; las han escuchado de labios de Juan, el joven discípulo que las repite siempre con conmoción. María Magdalena y las santas mujeres las han recordado muchas veces en la comunidad de los primeros discípulos.

¡Padre, perdónales! Jesús implora al Padre el perdón para los responsables de su muerte en Cruz; lo pide para todos y cada uno de los hombres. No lo pide para sí. No es suyo el pecado. Sufre, muere por él. Muere porque ha hecho suyos los nuestros, pide perdón por nuestros pecados. ¡Perdónalos!, dice.

Perdón.  Se perdona a uno la culpa que ha merecido por su crimen, por su delito. Se pide la cancelación de su pena. Pero Jesús pide más al Padre, su ruego va más allá de la pena, del castigo, de la sanción por el mal cometido. Mal y pena o castigo van unidos, pero ¡no so son lo mismo! Se elimina la pena, ya no tiene lugar; pero el pecado cometido, razón y medida de la pena, parece subsistir más allá de ese perdón. El pecador pide a Dios otro perdón, más hondo, más divino, algo exclusivo suyo. Nadie perdona como lo hace Dios.

Es cierto que el perdón de Dios no quiere decir que el pecado no haya existido. Es algo real, ha tenido lugar en un preciso momento. El pecador sabe que lo ha cometido, y le pesa, le pesa como una losa; entiende que se le condone la pena, pero en su cabeza sigue presente el pecado cometido, el pecado que quisiera con toda su alma no haber cometido. Es parte fundamental del arrepentimiento, del dolor por el pecado cometido. Pero sabe que no puede perdonarse a sí mismo, que ese perdón sería una farsa, un engaño. Y le cuesta un mundo admitir que alguien lo pueda “perdonar”. Hasta se resiste a admitir que se dé, que se pueda dar un verdadero perdón. A los hombres nos resulta difícil admitir que existe un Dios que “perdona”, más aún, que perdonar es verdaderamente “propio” suyo, algo muy suyo; que sólo Dios perdona hasta el fondo y se apiada de él. El pecador intuye que no es suficiente el perdón de la pena, que no basta siquiera el perdón del ofendido, que el pecado perdura mientras no lo perdona Dios. No entiende por qué es así, no lo entendemos nadie, quizás porque no logramos penetrar la hondura del perdón de Dios.

En realidad, lo que no comprendemos es el alcance infinito de su amor, y que el perdón es lo más propio de ese amor. Es el misterio de Dios. Pero no necesitamos entender. Nos basta admirarlo, agradecerlo, acudir a él, experimentarlo y gozarlo en el sacramento de la penitencia que es ¡sacramento del perdón!

Señor Jesús, Señor de la Cruz, ¡perdona nuestraS ofensas y enséñanos a perdonar a los que nos ofenden!».

Comparte si te ha gustado
CALENDARIO
Lun
Mar
Mié
Jue
Vie
Sáb
Dom
l
m
m
j
v
s
d
30
1
2
3
5
12:00 AM - VI Pascua
6
12:00 AM - Reunión FSC
7
9
13
14
15
17
21
22
23
28
30
31
1
2
29 Abr
lunes, 29 de abril de 2024    
12:00 am
29 Abr
lunes, 29 de abril de 2024    
Todo el día
04 May
sábado, 4 de mayo de 2024    
Todo el día
05 May
domingo, 5 de mayo de 2024    
Todo el día
05 May
domingo, 5 de mayo de 2024    
Todo el día
06 May
lunes, 6 de mayo de 2024    
12:00 am
08 May
miércoles, 8 de mayo de 2024    
12:00 am
10 May
viernes, 10 de mayo de 2024    
12:00 am
10 May
viernes, 10 de mayo de 2024    
12:00 am
11 May
sábado, 11 de mayo de 2024    
12:00 am
12 May
domingo, 12 de mayo de 2024    
12:00 am
12 May
domingo, 12 de mayo de 2024    
12:00 am
16 May
jueves, 16 de mayo de 2024    
12:00 am
16 May
jueves, 16 de mayo de 2024 al domingo, 19 de mayo de 2024    
12:00 am
18 May
sábado, 18 de mayo de 2024    
12:00 am
18 May
sábado, 18 de mayo de 2024    
12:00 am
20 May
lunes, 20 de mayo de 2024    
12:00 am
20 May
lunes, 20 de mayo de 2024    
12:00 am
24 May
viernes, 24 de mayo de 2024    
12:00 am
25 May
sábado, 25 de mayo de 2024    
12:00 am
26 May
domingo, 26 de mayo de 2024    
12:00 am
27 May
lunes, 27 de mayo de 2024 al viernes, 31 de mayo de 2024    
12:00 am
29 May
miércoles, 29 de mayo de 2024 al viernes, 31 de mayo de 2024    
12:00 am
Events on lunes, 29 de abril de 2024
29 Abr
29 Abr 24
#_TOWN
29 Abr
Events on sábado, 4 de mayo de 2024
04 May
Events on domingo, 5 de mayo de 2024
05 May
5 May 24
#_TOWN
05 May
Events on lunes, 6 de mayo de 2024
06 May
6 May 24
#_TOWN
Events on miércoles, 8 de mayo de 2024
Events on viernes, 10 de mayo de 2024
10 May
Events on domingo, 12 de mayo de 2024
12 May
12 May 24
#_TOWN
Events on viernes, 17 de mayo de 2024
Events on sábado, 18 de mayo de 2024
Events on lunes, 20 de mayo de 2024
20 May
Events on viernes, 24 de mayo de 2024
24 May
24 May 24
#_TOWN
Events on sábado, 25 de mayo de 2024
25 May
25 May 24
#_TOWN
Events on domingo, 26 de mayo de 2024
Últimas noticias