El atardecer de Cuenca acoge una solemne procesión del Corpus Christi

COMPARTELO EN

Las calles de Cuenca acogieron el pasado 3 de Junio la procesión del Corpus Christi desde la Catedral conquense tras la celebración de la solemne eucaristía presidida por el obispo de la Diócesis. Un desfile que desde hace unos años organiza la Junta de Cofradías y que este año ha tenido lugar por primera vez por la tarde. El cambio ha aportado nuevas sensaciones al paso de la Custodia por la ciudad y, posiblemente, mayor número de personas entre el público. Al menos, sí más que el año pasado. La luz del atardecer ha arropado al cortejo durante el recorrido y ha hecho olvidar el excesivo calor que se ha padecido en años anteriores, cuando el desfile ha tenido lugar por la mañana. 

La Custodia fue portada por 20 banceros, uno por hermandad, pertenecientes a las hermandades que van desde la Congregación de Nuestra Señora de la Soledad y de la Cruz hasta Nuestro Padre Jesús con la Caña. La Custodia ha estado acompañada por integrantes de la Junta de Cofradías, guiones, estandartes y hermanos mayores de todas las hermandades de la Semana Santa de Cuenca y de aquellas hermandades que, no perteneciendo a la Junta de Cofradías, quieren sin embargo tomar parte en el cortejo, las Damas de la Congregación, así como niños y niñas vestidos de Primera Comunión, quienes han repartido una lluvia de pétalos de flores en varios puntos.

El recorrido fue el habitual con salida desde la Catedral para bajar por Alfonso VIII, continuar por la Audiencia y el Escardillo, Palafox y Puente de la Trinidad para enfilar en la parte final por la Avenida de la Virgen de la Luz y finalizar en la iglesia de San Antón.

Cinco hermandades y la Archicofradía de Paz y Caridad erigieron altares en la calle para saludar el paso de la Custodia. Así, bajo los arcos del Ayuntamiento montaron el suyo la Muy Ilustre y Venerable Hermandad del Bautismo de Nuestro Señor Jesucristo. La Venerable Hermandad de María Santísima de la Esperanza lo hizo en el portal de la Casa del Corregidor. La M. I. V. H. P. del Santísimo Cristo de la Vera Cruz entronizó su altar en la iglesia de San Felipe Neri mientras que la Venerable Hermandad del Santísimo Cristo de la Luz lo hizo en la Puerta de San Juan. En la curva del Escardillo preparó el suyo la Venerable Hermandad de la Santa Cena. El último, como es habitual, fue el que monta la Archicofradía a las puertas de la parroquia de San Antón.

En el capítulo musical, señalar que acompañó al cortejo la Banda de Trompetas y Tambores de la Junta de Cofradías y la Banda Municipal de Música de Cuenca. Además, el Coro de la Capilla de Música de la Catedral ha cantado este año al paso del Santísimo por cada uno de los altares.